Todas tus acciones importan e impactan en este mundo.

Muchas personas creen que nada de lo que puedan hacer es importante o relevante para este mundo. Piensan que su vida es insignificante, que sus acciones y decisiones tienen poco impacto o valor. Están convencidas de que no pueden contribuir o impactar de algún modo en su realidad, en su parte del mundo o incluso en el planeta en general. Y nada más lejos de la realidad.

Cada una de nuestras pequeñas acciones cotidianas importa e impacta en este mundo.

Y sobre este tema te invito a reflexionar en este artículo.

Toda acción genera una reacción en un mundo hiperconectado como este.

Lo creas o no, todo en este mundo está interconectado. Toda acción en este universo (por insignificante que sea) genera una reacción,o por decirlo de otro modo una acción relacionada o encadenada, que a su vez influye en otros aspectos y en otras acciones; y así, sucesivamente.

El universo, la tierra o tu cuerpo son sistemas o ecosistemas que se rigen por estas normas y siempre tienden a buscar el equilibrio. La humanidad, tu comunidad o tu familia también son una especie de “ecosistemas”, son sistemas de relación que se rigen por normas similares.

No debemos olvidar que eso que llamamos humanidad no es otra cosa que un enorme sistema en evolución creado por los propios seres humanos. Y como en cualquier sistema toda acción impacta de algún modo en el equilibrio o desequilibrio del mismo, en su tendencia en una u otra dirección.

En todos los sistemas de este universo una acción, una fuerza, un desequilibrio, un impacto, etc. desencadena una suerte de reacciones en una dirección o con una tendencia hacia un tipo de reequilibrio. Esta es una ley universal desde lo macro a lo micro, desde el equilibrio del universo hasta el equilibrio de una de tus células. Pues en mi opinión en los sistema humanos ocurre igual.

Cada una de nuestras acciones o inacciones, cada una de nuestras decisiones o indecisiones, cada idea, cada gesto o cada gesta… impacta en este mundo.

Una pequeña acción, una idea disruptiva, un proyecto revolucionario, una pequeña negligencia o un acto heroico de tan solo una persona puede cambiar el rumbo de la historia. Piénsalo.

Copérnico, Mandela, Fleming, Gandhi, Magallanes o Colón, Darwin, Lincoln, Galileo, Rosa Parks… Personas que pensaron y actuaron de un modo diferente, en base a su criterio y a sus convecciones, ( pese a todo y contra todo) y cambiaron para siempre el rumbo de la historia.

También existen muchos héroes anónimos que jamás saldrán en los libros de historias. Personas que con sus acciones impactan en la vida de millones de personas.

  • Valientes que cada día protegen y salvan vidas (sanitarios, fuerzas armadas, cuerpos de seguridad del estado, cooperantes, etc).
  • Personas empáticas que se paran a socorrer en un accidente de tráfico, ayudan en una catástrofe natural o apoyan a una persona en un momento difícil.
  • Activistas que luchan por el bien común, que dan voz a quien no es escuchado.
  • Trabajadores o personas altruistas que invierten su tiempo en proyectos positivos para las personas, las comunidades, la naturaleza o para el planeta en general.

En mi opinión, siempre ha habido y siempre habrá héroes anónimos que con su labor y dedicación también producen un impacto notable en este mundo.

Pero no hace falta pensar en grandes gestas para ver que una acción puede crear un impacto en el mundo. Todas las actividades, acciones, ideas, gestos, actitudes, actividades que decidimos llevar a acabo en nuestro día a día influyen en nuestra vida, en nuestros cuerpos, en nuestra familia, en nuestra comunidad, y en el planeta en general.

Y lo creamos o no, contribuyen al equilibrio de este sistema que llamamos humanidad, en una u otra dirección…

Existen miles de acciones pequeñas y comunes que a priori pueden pasar desapercibidas,y que también impactan de un modo significativo en este mundo e incluso pueden cambiar el curso de la historia. Y quiero exponerte algunos ejemplos para ilustrar esta idea:

Quizás…

  • Cumplir las normas sanitarias o de circulación pueda salvar la vida de la persona que quizás el día de mañana pueda llegar a desarrollar la cura para el cáncer.
  • Apoyar a un amigo en un momento difícil le ayude a no darse por vencido. Y esto le sirva para proseguir con una fructuosa investigación, un proyecto que puede llegar a cambiar el desarrollo energético del planeta.
  • Decidir apoyar o no, un proyecto, un partido político, una causa social en un momento concreto pueda cambiar el curso de la historia.
  • Unas palabras de cariño y apoyo a un niño vapuleado por sus circunstancias familiares puedan servirle de soporte y sostén para tener la confianza necesaria y seguir con sus estudios. Quizás ese niño el día de mañana llegue a ser un gran líder de cambio y progreso para su comunidad.

Cualquiera de nosotros, nuestro vecino, nuestro hijo, nuestro tío, nuestra amiga, nuestro amigo, el peatón que cruza el paso de cebra, la persona que está al lado tuya en la carretera, el amigo que en este momento está atravesando una difícil situación, esa persona que quizás hoy necesita tu ayuda o colaboración porque está pasando por unas malas circunstancias…. puede llegar a realizar algo extraordinario, o incluso convertirse en uno de las grandes referentes de la humanidad y cambiar para siempre el rumbo de la historia, .

Pero es más, no debemos olvidar que todos las figuras de la historia que han contribuido de forma positiva (o no tanto) a configurar el devenir de la humanidad han estado respaldados por las acciones y el apoyo de miles de personas que nunca serán nombradas en los libros de historia.

Si pensamos en cualquier gran figura de la historias no daremos cuenta que ha sido apoyada por muchas otras personas anónimas. Que un gran desarrollo o investigación se nutre de otras muchas investigaciones o estudios anteriores, cualquier gran cambio político o social (a mejor o a peor) lleva consigo la acción, el apoyo o el voto de miles de personas, que un líder solo puede serlo si le siguen los demás.

Pero sin llegar a esos niveles épicos (que por otra parte me apasionan) todas nuestras acciones comunes y cotidianas tienen un impacto e influyen de algún modo en este mundo.

Todas tus acciones importan e impactan en este mundo.

Cualquier acción cotidiana como por ejemplo: en que decides invertir tu dinero o tu tiempo, que causas apoyas, si ejerces o no tu derecho a voto, si haces una reclamación cuando alguien tiene una conducta negligente, si cumples o no las normas viales o sanitarias, como tratas a tu familia y amigos, las decisiones que tomas con respecto al medio ambiente, con que actitud decides desempeñar tu trabajo…. construye y define esto que llamamos humanidad.

Y es que cada pequeña acción, cada pequeño gesto cotidiano, cada actitud con la que enfrentas tu día, una tarea, una situación complicada… importa e impacta en este mundo. Cada una de tus acciones, grande o pequeña, consciente o inconsciente, crea una reacción en cadena. En un mundo tan profundamente interconectado no puede ser de otra manera.

No debemos olvidar que los seres humanos no somos más que un animal social que habita este increíble ecosistema que llamamos “Planeta Tierra”.

Nuestras decisiones económicas, nuestras decisiones políticas, nuestras decisiones de compra, nuestra responsabilidad personal, nuestro civismo, nuestra educación, nuestra capacidad de apoyo y comprensión hacia otras personas, nuestra capacidad de aportar valor al mundo, influye día día en nuestra vida, en nuestra familia, en nuestra comunidad, y en el mundo en general. Todas nuestra acciones tienen un impacto en este gran sistema que llamamos HUMANIDAD.

No debemos olvidar que nuestras acciones en conjunto generan un tipo de sociedad, un tipo de economía, un tipo de sistema global, un tipo de comunidad, una dinámica familiar, un ambiente de trabajo, etc.

Debemos de tener siempre presente que el devenir de la humanidad es creado e influenciado por las acciones diarias de millones de personas. Que cada una de nuestras pequeñas acciones, decisiones, actitudes, cambios o ideas, etc. aunque jamás vayan a salir en un libro de historia o en el noticiero del mediodía, son importantes.

Mi opinión muy personal al respecto es que una palabra de apoyo a una persona que está a punto de rendirse o tratarla con desprecio, cumplir las normas por el bien común o pensar solo en nuestro bienestar, actuar con una buena actitud o criticar poner, zancadillas y crear mal ambiente de trabajo para intentar sobresalir… Son acciones comunes que  pueden hacer que el equilibrio de ese “pequeño sistema en el que estamos actuando” gire en una u otra dirección.

Cada una de nuestras acciones cotidianas es significativa. Desde en que decides  gastar los diez euros que tienes en el bolsillo, a quien decides votar, que uses o no la mascarilla en una pandemia mundial, que lleves la velocidad adecuada mientras conduces o que decidas hacer bien un stop, que cumplas las normas de seguridad en tu trabajo, que participes o no en cuestiones que para ti son relevantes, en que actividades decides invertir tu tiempo, como le hablas a tu familia, con que actitud decides realizar tu trabajo…importa e impacta en este mundo.

Desde aquí te invito a que pienses y reflexiones sobre el impacto que estas creando a tu alrededor. Que valores como tus acciones están influyendo en este mundo.

No debemos olvidar que el estado actual de la sociedad y del planeta en general es solo un reflejo de las ideas, conductas y acciones que toman diariamente las personas que viven en él. Recuerda que son todas esas acciones cotidianas que no consideramos importantes las que unidas marcan el destino de la humanidad, y crean nuestra historia.

Eres, y siempre has sido, una persona valiosa y significativa para este mundo. Recuerda que todas tus acciones (en mayor o menor medida) importan e impactan en este mundo.


Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus seres queridos o en las redes sociales.

Si te apetece, te invito a compartir tus reflexiones o ideas sobre este tema en los comentarios, me encantará leerlas.

Un abrazo, hasta pronto.

Facebooktwitterpinterestlinkedintumblrmail

2 comentarios de “Todas tus acciones importan e impactan en este mundo.”

    1. Gracias ti por tu comentario Ramón, un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *