Silencio, por favor

¿Cuando fué la última vez que disfrutaste del silencio? Cada día es más difícil disponer de unos momentos de silencio, el ruido que nos rodea es realmente ensordecedor y el ruido interno va en aumento.

Por ello hoy quiero que el protagonista sea el silencio.

¿Qué es el silencio? Podemos definir el silencio como el estado en el que no hay ningún ruido o no se oye ninguna voz.

Cuando nos referimos al ruido pueden ser sonidos, palabras, contaminación acústica, etcétera, pero también pueden ser elementos visuales, indicaciones, anuncios, opiniones de otras personas que se han quedado grabadas en nuestra mente, nuestro diálogo interno, etc.

La herramienta que te propongo hoy es que experimentes unos minutos de silencio y compruebes qué sensaciones experimentas (placer, incomodidad, miedo, una epifanía, etc.)

En la época actual todo es ruido externo e interno, opiniones, ruido visual, millones de personas buscando captar nuestra atención a cada minuto, redes sociales, etc.

Por todo ello cada vez es más necesario buscar unos momentos de silencio en nuestro día a día, los hombres del paleolítico no necesitaban buscarlo pues podían experimentarlo en su rutina diaria. Sin embargo, nosotros debemos de hacer un esfuerzo consciente para disfrutar del silencio.

Te invito a que experimentes un momento de silencio para:

  • conectar y desconectar .
  • relajarte y energizarte.
  • aprender y desaprender.
  • crear y desapegarte.
  • dormir bien y comenzar el día de buen humor.
  • alejar las preocupaciones y encontrar soluciones.
  • cuidar la salud de tu mente y también de tu cuerpo.
  • escuchar a tu sabiduría interior.

El silencio tiene muchísimos beneficios: relaja la mente, disminuye el estrés y la ansiedad, nos ayuda en los procesos de autoconocimiento, es beneficioso para la personas con enfermedades cardiovasculares, refuerza el sistema inmunológico, aumenta la capacidad de concentración, la creatividad y la memoria, entre otras muchas cosas.

Pero hoy no quiero extenderme, no quiero ser parte de tanto ruido, hoy el protagonista es el silencio.

El silencio es la primera piedra del templo de la filosofía.

Escucha, serás sabio. El comienzo de la sabiduría es el silencio.

Pitágoras. Filósofo y matemático griego, 582 a.c. 496 a.c

En muchas ocasiones más palabras solo dificultan la comprensión, cuando necesites claridad busca el silencio, en él encontrarás todas las respuestas si sabes escuchar.

El conocimiento se transmite en palabras pero la verdadera sabiduría siempre emana de nuestro interior, cuando te permites unos minutos de silencio le das la oportunidad de expresarse. Cómo a mí me gusta decir de forma sencilla:

Solo en el silencio se puede escuchar el alma.

Laura Arias

Normalmente nuestro encuentro de domingo duraría unos minutos más, sin embargo hoy prefiero que ambos disfrutemos del silencio.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *