¿Sabes quién eres?

El primer paso en el camino de la transformación es conocerse a uno mismo. Necesitamos saber quienes somos para poder desarrollar nuestro potencial, comenzar a querernos y aprender a conectarnos con nuestra felicidad. Desafortunadamente,  muchas personas no se conocen a sí mismas, ni saben quiénes son.

Quizás nunca han reflexionado acerca de ello de forma profunda, no se han dado un tiempo para pensar en las grandes preguntas de la vida.

  • ¿Quién soy?
  • ¿De dónde vengo?
  • ¿Cuál es el sentido de mi existencia?

Haz una prueba, pregúntale a la persona que tengas más cerca: ¿Quién eres? te contestará con cosas como su nombre, su cargo o profesión, nivel de estudio, estado familiar, lugar de residencia, lugar de origen y sus años. Pero esas respuestas no definen quien es en realidad.

  • Tú no eres tu nombre, pues si tu nombre fuese otro seguirías siendo tú.
  • Tú no eres tu nivel de estudios o desempeño, pues si no tuvieses esos estudios, ni realizases esa labor, seguirías siendo tú.
  • Tú no eres tu situación familiar, pues antes de ser madre/padre o estar casado, tú ya eras tú.
  • Tú no eres ni tu lugar de origen ni de residencia, porque aunque estos fuesen otros, tú seguirías siendo tú.

Entonces ¿Tú, quién eres?

Si aún no tienes claro quién eres y te apetece indagar un poco más acerca de ello te propongo un sencillo ejercicio:

  • Coge lápiz y papel
  • Activa en el temporizador de tu teléfono móvil 3 minutos.
  • Responde a la pregunta ¿Quién soy?
  • Comienza a escribir todas las ideas que te vayan surgiendo durante este tiempo.

Escribe todo lo que se te venga a la mente, no importa que parezcan ideas sin sentido, anota todo lo que sientas en tu interior y permítete fluir.

¿ Has terminado?

Ahora lee todas las ideas que has escrito atentamente, analiza cada definición una a una, y pregúntate:

¿En el caso de que esta situación cambiase, yo dejaría de ser yo?Si la respuesta es no, puedes eliminarla de la lista, pues no define quién eres en realidad.

¿Qué definiciones conservas? ¿Te sorprenden?

¿Has podido averiguar más sobre quién eres de verdad? ¿Te has acercado a tu  identidad real?

Seguramente sí, más si has estado atento a los anteriores post de este blog.


Por último, quiero compartir contigo este hermoso verso de Tao:


Quien se alza de puntillas

no se yergue firmemente.

Quien se apresura

no llega lejos.

Quien intenta brillar

vela su propia luz.

Quien se define a sí mismo

no puede saber quién es realmente.

Quien ejerce poder sobre otros

no tiene poder sobre sí.

Quien se aferra a su trabajo

no creará nada duradero.

Si quieres armonizar con el tao,

haz tu tarea y suéltala luego.

Lao tse, Tao te ching.
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *