Lo único que necesitas es respirar

A veces, lo único que necesitamos es respirar.

Necesitamos respirar para vivir y lo hacemos miles de veces al día, sin embargo no somos conscientes de ello.  

Hacer nuestra respiración consciente es una forma sencilla de meditación, que nos ayuda a conectar nuestra mente y nuestro cuerpo.

Hoy quiero compartir contigo un ejercicio básico de respiración:

  • Ponte en una postura cómoda para ti. ( puedes sentarte en el suelo o en una silla, estar de pies o tumbado, como te sientas más a gusto)
  • Comienza a prestar atención a tu respiración.
  • Mientras introduces el aire a tus pulmones, se consciente de cómo estos se llenan y repite mentalmente “Inhalo
  • Mientras expulsas el aire de tus pulmones, observa cómo estos se vacían y repite mentalmenteExhalo
  • Mantén la atención en cómo se produce tu respiración.
  • Para facilitar la concentración sigue repitiendo mentalmente » Inhalo» » Exhalo» mientras dure el ejercicio.
  • Mantente consciente de tu respiración al menos por 5 minutos.
  • Notarás como tu mente y tu cuerpo se relajan .
  • El resultado al terminar el ejercicio será un mayor bienestar.

También puedes decir otras palabras como  “Inspiro” – “Expiro” , “Dentro” – “Fuera”, “lleno mis pulmones” – “vacío mis pulmones”, las que más te guste.

Con cada respiración comprobarás cómo aumenta tu calma y bienestar, a los pocos minutos de mantener tu atención centrada en la respiración comenzarás a experimentar los beneficios de esta práctica.

Concentrarnos en nuestra respiración nos conecta con el momento presente, que es la clave de la plenitud y la felicidad.

Puedes utilizar este sencillo ejercicio para relajarte, para aliviar el estrés y la ansiedad, para concentrarte, para entrenar tu mente en la meditación o simplemente por el disfrute del momento presente.

Podría seguir hablándote de la respiración consciente, sin embargo lo más importante es que la experimentes por ti mismo y sientas sus efectos.

¡ Respira y siéntete vivo!

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *